El Beat’em Up, un género injustamente olvidado

streets-of-rage
Hoy hablaremos sobre un género, el de los Beat’em Up, que injustamente ha pasado al olvido videojueguil, un género que encandiló a la muchachada de finales de la década de los 80 y principios de los 90. Los juegos basados en Beat’em Up, como todos los grandes géneros, nació en la magia de los salones recreativos, años en donde la mejor tecnología estaba encorsetada en esas mágicas cajas rectangulares y en a menudo mucho más altas que los jugadores que se dejaban los 5 duros (25 pesetas) de turno que nos daban nuestros padres para irnos con los amigos a la calle a “jugar”.

El Beat’em Up, o el “Yo contra el barrio” tuvo grandes exponentes desde finales de los 80, pero ciertamente cuando tuvo su explosión definitiva fue desde 1989, hasta 1995, y gran parte de culpa la tuvieron compañías como Capcom, Sega o la mítica Konami de los 90. Juegos simples en su mecánica, y más simples en la mayoría de sus guiones, nos encontramos ante el sumun de los juegos de acción en scroll lateral. El Beat’em Up incluyó la novedad de la profundidad, cuando el sector todavía estaba en pañales gráficos en cuestiones de ejes de movimiento. Sin lugar a dudas, la inclusión del eje Z en la mecánica jugable fue un éxito rotundo para este tipo de juegos.

Los “orígenes” de los Beat’em Up lo encontramos en el mítico Kung Fu Master, muchos periodistas y especialistas en esto de los videojuegos, siempre se lo han atribuido al mítico juego de la compañía japones Irem, que vio la luz en 1984 en los sistemas arcade, y versionado hasta la saciedad… Un juego de acción en scroll lateral, sin ningún eje de profundidad. Pero cuando cambia todo definitivamente para los Beat’em Up y lo que los va a diferenciar de una vez por todas de los juegos de acción lateral, sucederá en 1987, con la llegada de los hermanos Lee (Billy y Jimmy) o lo que es lo mismo, el mítico Double Dragon, que a pesar de haber envejecido realmente mal, en su momento fue lo máximo. Los salones recreativos se agrupaban de chavalines queriendo jugar y también ver como jugaban a ese juego tan innovador, el que demostró al mundo entero lo que podían dar de sí los Beat’em Up… Pegar tortas y galletas nunca fue tan espectacular… El éxito fue inmediato y Technos Japan vio un filón inagotable, rápidamente empezaron a aparecer versiones en todos los ordenadores de 8 y 16 bits disponibles de la época, y claro está en la NES de Nintendo y bastante más tarde en la Master System de Sega… Todo el mundo quería su ración de Double Dragon.

Double Dragon llegó a tener tanto éxito, que incluso se llevó al cine, eso sí, con una versión un poco discutible en cuanto a calidad como película en sí.

streets-of-rage

Si, la del centro es Alyssa Milano, ¿a que no recordabas que fuese una de las protagonistas de tremendo bodrio? Por suerte ella pudo salvar su carrera tras este “peliculón”…

Pero si hubo un antes y un después para los Beat’em Up, fue 1989, año mítico para este género, y es que durante este año vieron la luz tres juegos que marcarán el devenir del Beat’em Up hasta la actualidad. Por una parte Capcom lanzó para los salones recreativos Final Fight, con todo lo que supuso para la industria, marcando la línea a seguir de los Beat’em Up ambientados en típico Yo contra el barrio. Las aventuras de Haggar, Guy y Cody rápidamente fueron la reina de los salones recreativos durante varios años, remarcando el dominio de Capcom sobre las otras compañías en lo que a Beat’em Up se refiere. Pero, también había otra compañía interesada en esto de los Beat’em Up y los juegos de ir dando tortas por la vida, la “reina” de los Arcades, Sega, la compañía del erizo azul tenía en su haber recreativas tan míticas como Hang On, Out Run o Afterburner (todas ellas programadas por Yu Suzuki), pero en el género de los Beat’em Up, no tenía gran cosa , hasta la llegada de la mejor versión “no oficial” de Conan el Bárbaro, Golden Axe, un juego espectacular en cuanto a gráficos y mecánica jugable. A pesar de ser relativamente sencillo, si lo comparamos con su rival Final Fight, el título de Sega marcó a toda la muchachada de los 90, además de como hiciese Final Fight para los yo contra el barrio, Golden Axe fue el guía para los juegos de espada y brujería de Beat’em Up… Clásicos modernos como Dragon’s Crown bebe bastante del Golden Axe. Pero no hay dos sin tres, y Konami, otrora gran publisher para el mercado arcade, también quería su parte del pastel en esto de lo que es dar tortas se refiere… Así es como sacaron al mercado la primera  recreativa de las Tortugas Ninja, un Beat’em Up que desde un primer momento fue un éxito, con un mueble que permitía jugar a 4 jugadores, era común ver partidas a 4 en los salones recreativos de la época y los años 90 jugando a este juegazo.

20769front-5591

Pobre punki… No sabe lo que le espera mirando así de fijo al bueno de Haggar. Portada americana de la versión de Final Fight para Super Nintendo.

A partir de 1989 y hasta mediados finales de la década de los 90, se vivió la mejor época de los Beat’em Up. Además de su presencia en los salones recreativos, fue costumbre ver las versiones de los mejores Beat’em Up de arcade en consolas. Incluso, compañías como Sega crearon sagas exclusivas para consola, como el caso de la mítica saga olvidada Streets of Rage. Esta saga fue la respuesta de Sega a Capcom y su Final Fight, el cual como ya habéis visto, la primera vesión que tuvo fue para el “cerebro de la bestia”, eso sí, luego más tarde salió la versión definitiva de Final Fight para Mega CD, en donde se podían escoger a los tres personajes del Arcade (en la versión de Super Nintendo, Guy no era seleccionable). El “clon” de Sega, tuvo tanta personalidad, que rápidamente pasó por encima del genuino Final Fight, coronándose definitivamente como la mejor saga Beat’em Up en formato doméstico, sobre todo gracias al archifamoso Streets of Rage 2, el cual es considerado por muchos como el mejor Beat’em Up de todos los tiempos… Motivos no les faltan… Streets of Rage 2 es delicia pura… Más aún con la excelente Soundtrack de Yuzo Koshiro…

streets-of-rage-2-gen-cover-front-eu-28764

Estas eran portadas y no las de hoy en día… Que ni manual ni ná de ná te traen ya… Que tiempos!!! Larga vida a Sega y su Canal Pirata!!

Mientras Sega cosechaba el éxito en el mundo de las consolas, con su Streets of Rage y la conversión perfecta de Golden Axe y sus sucesivas entregas en exclusiva (Golden Axe 2 y 3)  para la Mega-Drive, Capcom seguía luchando para ser la reina de los Beat’em Up en los salones recreativos, aunque la competencia seguía siendo feroz, y es que Sega, en 1992 sacó al mercado la continuación de Golden Axe, con el subtítulo de The Revenge of Death Adder, (juegazo como la copa de un pino)… Capcom debía responder y lo hicieron de lo lindo, bajo la placa arcade CPS2 salieron Beat’em Up muy míticos, los cuales se versionaron en su gran mayoría para los 16 bits de la época (preferentemente para la Super Nintendo). Pero, en donde se veía todo el esplendor de los Beat’em Up made in Capcom fue en los salones recreativos. Es así como Capcom nos obsequió con juegazos de la talla de Captain Commando, The Punisher, The King of Dragons, The Knight of the Round (personalmente me encantaba con ese toque “rolero”), Warriors of Fate, Alien vs Predator… Y el que para muchos es el juego que reúne todo lo bueno de Capcom en el género de los Beat’em Up… Cadillac and Dinosaurs, posiblemente Capcom realizó su obra maestra con este juegazo, por cierto, exclusivo para los sistemas Arcade… Esta recreativa cuando llegaba a cualquier salón recreativo rápidamente era el centro de atención… Y no es para menos, Cadillac and Dinosaurs tenía todo lo bueno de Capcom.. y eso era mucho…

Por otra parte Konami no se quedó con las manos cruzadas, sacando grandes juegos que se caracterizaban sobre todo por una paleta de colores muy colorida y sobre todo por crear Beat’em Up basados en grandes franquicias, como la ya nombrada de las Tortugas Ninja, la cual sacó la segunda parte Turtles in Time, que versionó magistralmente para la Super Nintendo, sobre todo gracias al modo 7 de la 16 bits de Nintendo.

tmnt-tit-ac-2

Que me voy hacia ti colega!!! Versión Arcade del Turtles in Time

Rápidamente Konami se hizo un nombre entre la muchachada de principios de los 90 en el mundo de los salones recreativos gracias a juegazos como X-Men, Astérix o la mítica recreativa de los Simpsons, la cual para muchos a día de hoy sigue siendo el mejor videojuego de los Simpsons creado hasta la fecha. En cuanto a los Beat’em Up de Konami, siempre tuvieron la fama de ser bastante difíciles a los de la competencia, es más, juegos como los de los Simpsons, directamente están “rotos” en cuanto a la dificultad y jugabilidad se refiere. Todos estos juegos tenían la opción de jugar a cuatro jugadores, los muebles de Konami rápidamente se hicieron famosos por esta opción. En cuanto a las conversiones a consola, ni Astérix, ni los Simpson, ni X-Men llegaron al formato doméstico… Una verdadera pena la verdad.

En cuanto a otras compañías, SNK, la reina de la lucha también sacó varios juegos interesantes para el género de los Beat’em Up, como el Burning Fight, el Sengoku 1 y 2, o el Mutant Nation, entre otros, pero a pesar de ser grandes juegos, con unos gráficos muy conseguidos, SNK no logró competir de tu a tu con la reina de los Beat’em Up de los Arcades del momento, Capcom. Destacar el juego de la película de Spielberg Hook, el cual desarrolló en exclusiva para recreativas, Irem, un Beat’em Up muy alejado de los pésimos juegos de Hook que salieron para los sistemas domésticos. La versión de Irem, exclusiva para Arcade, era un Beat’em Up muy vistoso y con una gran jugabilidad, en donde enlazar combos se hacía con suma facilidad.

Los Beat’em Up parecía que seguirían estando en la cresta de la ola durante mucho tiempo… Pero con la llegada de los polígonos y los nuevos sistemas domésticos, el ir dando tortas y galletas por la calle, fue pasando a mejor vida, para cada vez más profundizar en el sucesor espiritual de este gran género, los juegos de lucha. Pero a pesar de todo esto, de la pérdida de protagonismo, los últimos años de la década de los 90, pudimos asistir a la muerte gloriosa del Beat’em Up clásico 2D con eje Z, eso sí, con algunos toque roleros. Capcom se sacó de la manga dos pedazos de juegos basados en la licencia de Dungeon’s and Dragons, el Tower of Doom y el Shadow Over Mystara… Capcom se despedía de los Beat’em Up a lo grande… Con dos juegazos insuperables, en donde la profundidad jugable era realmente importante, no es lo mismo jugar con alguien que sepa cuando usar las magias y sobre todo aprovechar el toque rolero que tiene el juego, que otro que no tenga ni idea…

Mientras tanto en el mercado doméstico no eran buenos tiempos para los Beat’em Up, en la PlayStation no salieron grandes juegos de la temática, si habría que destacar alguno, podríamos destacar el Fighting Force (iba a ser Streets of Rage 4, pero esta historia se verá en una entrega en donde hablaremos en exclusiva de Streets of Rage), o el Gekido… Pero la verdad poco más… Pero claro, en el panorama de los 32 bits estaba Sega con su Sega Saturn, y la compañía del erizo azul, gran defensora de este género no podía quedarse con las manos cruzadas… Es así como financió a Treasure para que crease el que para muchos es el mejor Beat’em Up de espada y brujería para sistema doméstico… El gran Guardian Heroes… Un juegazo con unos gráficos 2D espectaculares, con la posibilidad de jugar en el modo lucha hasta con 8 amigos… Treasure creó un juego perfecto, en el que el eje Z se volvía fundamental jugablemente hablando. Saturn recibía un juego con muchos finales distintos, un juego enteramente rejugable… El cual llegué a decir “basta”! Tras un año (literalmente) jugando con mi amigo Chicolín todas las tardes de Lunes a Viernes…

Zombie Revenge PAL DC-front

Simplemente un JUEGAZO con todas las de la ley…

En cuanto a los salones recreativos, fue también Sega quien mantuvo vivo a los Beat’em Up, con una Capcom cada vez más centrada en los arcade de Lucha, y una Konami dedicada exclusivamente al mercado doméstico, fue Sega quien siguió sacando grandes juegos en formato 3D, es así como creó la saga Dinamite Deka en Japón, en España al primero se tituló Die Hard Arcade y al segundo Dinamite Cop. Pero, donde realmente Sega demostró todo su poderío en el mundo de los Arcade, fue con el genial Spikeout y el Zombie Revenge, éste último tuvo una genial conversión para la flamante 128 bits de Sega, la Dreamcast, teniendo un port pixel perfect…

Zombie-Revenge-Dreamcast-Sega-Laser

Que te como leche!!! Versión Dreamcast de Zombie Revenge.

 

 

 

 

 

 

 

 

Muy bien y si habéis llegado hasta el final de este breve pero extenso y pequeño resumen de lo que fue el género de los Beat’em Up (nos hemos dejado muchos grandes juegos que salieron en los salones recreativos de este género…), os merecéis un Bonus Track como Dios manda… Hace poco salió la noticia de que Sega llevaría varias de sus franquicias exitosas al cine… Y una de ellas es Streets of Rage… A saber de lo que puede salir de este juego… Miedo me dan en Hollywood… Pero bueno siempre se pueden inspirar en este peliculón estrenado en el año 2014…

Hasta que las luces de Saturno nos cieguen… Larga vida a los jugones!!! Nos vemos.

Written by: sokls

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

GAMESZone

Web de videojuegos, noticias, ultimas tecnologias relacionadas con los videojuegos, motores graficos, desarrollo de videojuegos, con distintas tecnologias como HTML5, Unity3D, UnrealEngine 4, CryEngine V

Aquí encontrara toda la información habida por haber, de videojuegos y no somos fanáticos hacia ninguna plataforma en concreto no nos casamos con nadie, como otras muchas webs.

Tweets

Building websites require skills and it's expensive. With Brizy it's Free & Easy :) https://t.co/eFGVL6ZXTl… https://t.co/XvaBLjaBBW
@MaxZiebell Yes, Astra loves Brizy and the other way around. You can also look into OceanWP or GeneratePress.
This tool lets you create your WordPress website without effort. We should have called it Brizy, Stupid Easy :)… https://t.co/jVzDMGcEIt

Flickr Widget